CRÓNICA: “Comencé intentando correr unos veinte minutos…¡y no morir en el intento! Y continué corriendo en una cinta de gimnasio, donde conocí un grupo de corredores que entrenaban en la calle…”

Podio de Cristina Garcia Baeza en el lV Trail Jubrique 2019
20 marzo, 2019
PODIO para Patricia Scalise y Nicolas Kierdelewicz
16 abril, 2019

CRÓNICA: “Comencé intentando correr unos veinte minutos…¡y no morir en el intento! Y continué corriendo en una cinta de gimnasio, donde conocí un grupo de corredores que entrenaban en la calle…”

Si hablamos de constancia y superación, hablamos de Cristina.
Su capacidad para llevar el plan de entrenamiento sin perder un día la llevan a tener una evolución muy grande, para poder fijarse y conseguir cualquier meta que se proponga. Aquí su crónica de vida atlética:

Todo empezó con el cambio de ciudad y de ritmo de vida hace unos siete años. Bueno en realidad siempre me gustó correr y el atletismo en general, aún recuerdo el bonito regalo de mis padres para ver el Mundial de Atletismo de Sevilla ́99 y Abel Antón entrando en el Estadio de la Cartuja para el oro en Maratón.
Mi admiración hacia el esfuerzo, la dedicación y la constancia me han acercado a este deporte.

Comencé intentando correr unos veinte minutos…¡y no morir en el intento! Y continué corriendo en una cinta de gimnasio, donde conocí un grupo de corredores que entrenaban en la calle dirigidos por Nicolás Kierdelewicz.
Salíamos dos o tres veces por semana y, al finalizar el entrenamiento cada día sentía que me gustaba más correr.

El grupo evolucionó a Legroup Málaga, el equipo de corredores al que pertenecía Nico en Argentina comenzó sus kilómetros en España dirigido por él.
Desde entonces, el entrenamiento y seguimiento deportivo personalizado para cada uno de nosotros que Nico y Pablo (desde Argentina) nos preparan hace posible que logremos nuestros retos deportivos.

Para mí la motivación e ilusión por conseguir nuevos retos hacen que avance en cada entrenamiento, desde que empecé con Legroup cuando apenas podía correr pocos minutos por el Paseo Marítimo hasta conseguir finalizar la Maratón de Sevilla 2019 en 3h28’ hace tan sólo unos días consiguiendo marca para entrada directa a la Boston Marathon.

Después de este tiempo entrenando con Legroup, lo que ahora me mueve es poder entrenar y dar lo mejor de mí cada día para poder llegar a mi mejor versión.

Siempre me ha gustado poder participar en carreras y pruebas porque para mí son ocasiones en las que puedo disfrutar corriendo por diferentes lugares y, a la vez, puedo ponerme a prueba con todo lo entrenado, además creo que cuando acabo una carrera doy un pequeño salto, por poco que sea, mejorando mi forma física.

La constancia en mis entrenamientos dan sus frutos en cada carrera en la que participo, obteniendo casi siempre buenos resultados, y cuando no son tan buenos, algo nuevo aprendo.
Todas las carreras en las que he participado hasta ahora han sido retos, ponerme un dorsal es algo mágico y pienso en dar lo mejor de mí en ese día y ese momento.

El día de la carrera es muy especial, para el que he entrenado mucho y, una mezcla de sentimientos hace que siempre esté en la línea de salida con nervios y alegría y, emoción a la llegada.

Últimamente me siento más conectada con las carreras de montaña, pero intento combinarlas con carreras más rápidas en asfalto porque ambas hacen que mejore y disfrute de diferentes maneras. Son dos versiones completamente distintas de correr, casi dos deportes diferentes que se/me complementan.

Siempre voy a buscar nuevos retos, en los que las posibilidades de éxito y no tanto éxito estén cercanas, es algo que me mueve a seguir entrenando cada día. Me motiva salir de mi zona de confort y ver cómo soy capaz de superar diferentes situaciones por complejas que parezcan.

Cada cierto tiempo me gusta mirar hacia atrás y parar a pensar en el verdadero motivo por el que empecé a correr: la felicidad de correr cada día y, creo que siempre estaré unida a este deporte con retos que aún hoy ni siquiera soy capaz de imaginar.

Una vez escuché a la gran deportista Emelie Forsberg decir “corro porque también quiero correr mañana”. Se convirtió en un mantra.

1 Comment

  1. Una historia genial.

    Eres la constancia en persona y eso se nota en tus resultados. Felicidades y nos vemos en los entrenamientos.

    Yo corro no para correr mañana sino para comer. 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio Web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Al continuar navegando acepta el uso de nuestras Cookies y la Política de Privacidad. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar