Correr para adelgazar o adelgazar para correr

Maricarmen e Ismael rompen su marca personal en la Maratón de Chicago
16 octubre, 2018
Patricia finaliza el Spartathlon más duro de la historia
22 octubre, 2018

Correr para adelgazar o adelgazar para correr

Esta no es una historia de superación más, es la historia de dos corredores nuestros que se fueron convirtiendo en dos queridos amigos.

Esta es la historia de un pareja enamorada, y de cómo, y sin querer, el comenzar a correr para mejorar la salud de Ismael, llevó a cambiarle la vida a Mari Carmen.

No dejen de leer este post tan bonito, y no dejen de ver sus dos videos. ¡Son especiales!

Aquí las palabras de Ismael:

Correr para adelgazar o adelgazar para correr

Fue un día de Julio, acababa de salir de trabajar en un turno de noche y no me apetecía dormir, así que para aprovechar el día decidí irme de paseo. Me senté en un lateral del sofá y me agaché para atarme los cordones.

En ese preciso momento decidí que había llegado el momento…no llegaba al pie, no podía hacer la lazada porque no llegaba. Tuve que ponerme de lado y sudar como si estuviera en mitad de una plaza en Agosto con más de 40 grados.

Mandé un mensaje a Mari Carmen para decirle que iba a buscar a alguien que me ayudara a adelgazar. Lo primero que encontré fue una famosa empresa de nutrición que ofrecía sus servicios. Entré en una pequeña habitación donde me pesaron: 137 kilos. Todavía recuerdo la cara de sorpresa de la familia y amigos cuando les dije hasta donde había llegado. Nadie, ni yo mismo, pensaba que pesara tanto.

Después de varios meses, en Octubre ya pesaba 112 kilos. No fueron meses fáciles pero aprendí mucho sobre como alimentarme y mantenerme aunque a los 2 años volví a las andadas otra vez: 124 kilos. Entonces me di cuenta de que no se podía basar todo en la dieta y en los hábitos alimenticios.

Correr para adelgazar

Correr para adelgazar es uno de los mejores ejercicios que uno puede hacer. Todos sabemos correr, es barato y puedes empezar desde la puerta de tu casa, sin pagar cuotas ni grandes gastos en material.

Busqué en internet un plan para empezar a correr, hay montones pero encontré uno que creía que se adaptaba a mi forma física en ese momento y prometía que en poco tiempo estaría corriendo 40 minutos seguidos. Tengo que reconocer mi escepticismo inicial en ese punto.

Los primeros 3 minutos que corrí fueron un suplicio, sólo 3 minutos que se hicieron eternos. ¿Os acordáis del último rinoceronte que salía en la estampida de la película Jumanji original? Pues yo era igual. Para mi suerte, eran 3 series de 8 minutos andando y 3 corriendo. En la segunda me sentí mucho mejor y en la última estaba orgulloso de lo que acababa de hacer.

No creáis que ese sentimiento me abandonó durante el proceso, cada pequeño logro era un triunfo. Los primeros 15, 20, 30 minutos sin parar eran satisfacciones que me motivaban a seguir.

Un día Mari Carmen se hartó de andar detrás mía mientras seguía el proceso. Siempre me apoya en las cosas que se me ocurren y en esta ocasión no iba ser diferente. Al poco tiempo ya estaba a mi par y fue cuando nuestra vida empezó a cambiar.

La primera media maratón

Somos unos inconscientes, hay que reconocerlo. Ya habíamos corrido un par de carreras de 10 kilómetros y la máxima distancia a la que habíamos llegado eran 15. Un amigo nos comentó que en la media maratón de nuestra ciudad daban camisetas de una marca que nos gustaba y además así vivíamos el ambiente de una gran carrera. Decidimos que en el 15 nos retirábamos.

¿Qué pensáis que hicimos?

Pues en el kilómetro 10 le dije a Mari Carmen que se fuera que me iba a retirar pero… No lo hice. Una señora se empeñó en que terminara y se pasó hasta el kilómetro 17 diciéndome que podía, que no me desanimara, que era mi primera y que no podía quedarme con ese recuerdo. Finalmente me regaló su gorra y me amenazó con buscarme en la lista de personas que habían terminado y que no podía darle ese disgusto.

Llegamos los dos a meta. Como no teníamos plan después de terminar, ya que pensábamos que no lo íbamos a hacer, tardamos casi 30 minutos en encontrarnos. Mari Carmen asustada pensando que estaba por ahí tirado y yo en un estadio vacío sin saber qué hacer. Tardamos 2:30 y 2:58 respectivamente, una aventura.

Mis kilos para quien los necesita

Estaba estancado en los 122 kilos otra vez, no había forma de bajar de ese peso. Quería volver a adelgazar, sabía como hacerlo pero quería tener una motivación especial. Como muchos sabéis tenemos un blog de viajes (Cuentaviajes.com) y lancé una propuesta que se llamó Mis kilos para quien lo necesita.

Consistía en que por cada kilo que yo perdía donaba otro de comida al banco de alimentos, quería implicar a más gente para que el donativo fuera mayor y convencí a varios amigos para que apostaran conmigo. Les dije que iba a adelgazar 25 kilos en un año . Si no los perdía donaría en comida el doble de los que ellos propusieran y si no, la mitad.

Perdí los 25 kilos y acabé donando 230 kilogramos de comida al Banco de Alimentos.

Aprender a correr

Llevábamos corriendo un par de años por nuestra cuenta y nos dimos cuenta de que necesitábamos dar otro paso. Ya habíamos corrido dos medias maratones pero no mejorábamos, entrenábamos como nos daba la gana cuando nos apetecía y tirando de planes que buscábamos en internet.

Con nuestro primer entrenador dimos un salto de calidad. Aprendimos sobre ritmos y técnicas de carrera y sobre todo lo que significa el compromiso en un entrenamiento estructurado.

Solíamos entrenar en una pista de atletismo y nuestros compañeros eran opositores a bomberos. Llegó un momento en el que éramos los bichos raros ya que los fines de semana corríamos tiradas largas y no hacíamos los mismos tipos de series ni a los mismos ritmos. Mari Carmen corrió su mejor media maratón gracias a este entrenamiento pero para mi resultaba muy lesivo, arrastrar más de 100 kilos por el tartán era un trabajo duro para mis articulaciones e isquiotidiales y me pasaba más tiempo lesionado que entrenando.

Después de la vuelta de unas vacaciones decidimos que no volveríamos al óvalo granate.

La aventura de un maratón

Estábamos de vacaciones y recibo una llamada. Mi vecino me preguntaba si queríamos hacer un anuncio pero sería una sorpresa para Mari Carmen y tenía que permanecer en secreto. Lo que no me dijo es que sería para correr la maratón de nuestra ciudad.

Sin que supiera nada y durante dos meses estuvimos corriendo intentando que sin que se diera cuenta aumentaremos las tiradas, algún cambio de ritmo, etc… Mientras yo grababa mi parte del anuncio, recopilaba fotos, implicaba a familia y compañeros de su trabajo para que no notara nada.

Finalmente, llegó el día de la sorpresa y en una sala le pusieron el siguiente vídeo:

Éste fue el resultado de su visualización por su parte y de los demás participantes en el mismo:

Y entonces con la ayuda del staff técnico de la Maratón de Málaga preparamos y corrimos nuestra primera maratón.

Legroup Málaga

Un día salí de casa y por la mi calle vi bajar una pareja corriendo con mochilas de hidratación y me llamó la atención el ritmo con el que bajaban. A los 15 ó 20 días los volví a ver. Poco tiempo después fueron los 101 de Ronda y curiosamente la mujer que había visto ¡ACABABA DE GANAR LA CARRERA!

Se llama Patricia Scalise y formaba parte de un grupo que se llama Legroup Málaga que entrena un tal Nicolás de apellido impronunciable. Entrenaba a fondistas, maratonianos y ultramaratonianos.

Estábamos inscritos en nuestra tercera maratón. No quería repetir entrenar siguiendo un plan de internet, solos, sin guías y sin ton ni son así que le dije a Mari Carmen: Vamos a entrenar con un entrenador en serio.

En Agosto hizo un año del comienzo con un grupo de personas que nos apoyamos en nuestras carreras y entrenamientos guiados por Nicolás Kierdelewicz, ahora ya sí sé escribirlo.

Adelgazar para correr

No sé si lo sabéis pero los corredores a los que nos sobran algunos kilos solemos pasar por un proceso: Corremos para adelgazar y después adelgazamos para correr.

Ahora me encuentro en el último proceso, sabía que si perdía peso mejoraría, pero no me apetecía. Pesaba entre 97 y 99 kilos y estaba cómodo.

Yo me esforzaba pero no conseguía los resultados que yo quería, se lo comentaba a Nico y él me susurraba al oído: “A vos, te sobran unos kilitos”. Al tiempo, que ya no me acordaba, volvía a decirle: Estoy cerca pero no llego. Entonces volvía a escuchar: “Si pesaras menos, correrías más rápido y mejor”.

Tardé varios meses en encontrarme lo suficientemente preparado mentalmente para acometer el reto de adelgazar para correr. Me recomendaron una nutricionista que además es ultramaratoniana y trailera. Ya habían pasado por sus manos varios compañeros de Legroup y estaban satisfechos.

Es lo mejor que pude hacer, no hay como encontrar alguien que entienda tus entrenamientos, las tiradas largas, cambios de ritmos y las carreras. Sus recomendaciones van en función de los planes que nos prepara Nicolás y de mis gustos.

He perdido 13 kilos sin perder casi nada de músculo ni energía pudiendo hacer todos y cada uno de los entrenos, preparándonos para nuestro próximo gran reto.

No valen las excusas. Si un cuarentón, alérgico, asmático y que ha tenido más de 50 kilos de sobrepeso ha corrido 10 medias maratones, múltiples carreras de 5 y 10 kilómetros, ha entrenado 4 maratones y va a por la tercera:

¡TÚ PUEDES EMPEZAR A CAMBIAR TU VIDA1

Con 86 kilos voy con ilusión a por mi tercera maratón.

NOTA DEL ENTRENADOR: Al publicar este post, Mari Carmen e Ismael hicieron su mejor marca personal en su tercera Maratón. En Chicago, con un día de lluvia y viento, rebajaron en 14 minutos y 36 minutos respectivamente. En este enlace podrán escuchar su experiencia: Maratón de Chicago 2018

1 Comment

  1. CRISTINA dice:

    ¡Cuánto que aprender de vosotros! Ha sido una suerte que os animáseis a venir a Legroup.
    Sois inspiración, más allá de lo deportivo.
    Nos vemos en nada…Vamos a por más!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio Web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Al continuar navegando acepta el uso de nuestras Cookies y la Política de Privacidad. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar